• Pendientes de solventar observaciones por 1,189 millones de pesos

  • Corresponden a las observaciones que hizo la Auditorí­a Superior de la Federación a las secretarí­as de Salud, Educación y Obras Públicas

Al afirmar que el gobierno de Quirino Ordaz busca ofrecer un ejercicio transparente y adecuado del quehacer público, la secretaria de Transparencia y Rendición de Cuentas, Guadalupe Yan Rubio, dio a conocer que actualmente existen pendientes por solventar 124 observaciones hechas por la Auditorí­a Superior de la Federación, por un monto de mil 189 millones de pesos, correspondientes en su mayorí­a a salud, educación y obra pública.

En conferencia de prensa, donde estuvo acompañada por el director de Contralorí­a, Rogelio Aviña Martí­nez, y por el coordinador de Acceso a la Información, Ví­ctor Pérez, la funcionaria estatal dio un informe del estado en que se recibió la administración pública, referente a las observaciones realizadas por los distintos entes fiscalizadores, como son la Auditorí­a Superior de la Federación, Secretarí­a de la Función Pública y Auditorí­a Superior del Estado.

En este marco desglosó cuatro puntos que tienen que ver con rezago en observaciones, rezago en atención a promociones de responsabilidad administrativa, las 108 auditorí­as programadas para revisar el ejercicio del 2016 y el rezago en cumplimiento de obligaciones; también, enumeró cinco mecanismos para el fortalecimiento del Control Interno con auditorí­as en tiempo real y la implementación de figuras como el Testigo Social en materia de Obra Pública y Adquisiciones.

Yan Rubio dio a conocer que los mil 189 millones de pesos en observaciones pendientes de solventar con la ASF, corresponden a Respuesta en Análisis, 249 millones de pesos, además dieron lugar a procedimiento resarcitorio 185 millones de pesos y corresponden a Seguro Popular y FASSA.

Con Dictamen Técnico de No Solventación están 457 millones de pesos y corresponden a FAEB, FAETA, FASP, FAFEF, Seguro Popular, FASSA y U023. "Se tendrá que dar, si existe, más información para que revise y se pronuncie en definitiva", añadió.

Dijo que sin estatus se encuentran 253 millones de pesos. No se cuenta con la totalidad de la información, aunque ahí­ está incluida una auditorí­a a reintegros al sector salud por 133 millones de pesos y otra al programa federal de oportunidades por 75 millones de pesos. Sin respuesta 45 millones de pesos. Las dependencias ejecutoras no han dado respuesta y se les está contactando para su atención.

En cuanto a las 437 observaciones de la Secretarí­a de la Función Pública por un monto de 948 millones de pesos y que se refieren principalmente a pagos improcedentes, recursos destinados a fines distintos a los autorizados, recursos no comprometidos y no reintegrados a la TESOFE e incumplimiento en materia de planeación y presupuestación, se solicitó la presencia de un equipo para que en sito apoye a esta Secretarí­a revisando la información que se está recabando del análisis de los expedientes correspondientes a fin que puedan dictaminar lo procedente a la brevedad. El compromiso es contar con todos los elementos para iniciar las mesas de trabajo en los próximos dí­as y abatir el rezago en un 50 por ciento en los tres meses siguientes, explicó.

Yan Rubio adelantó que existen 108 auditorí­as programadas para revisar 2016 por parte de la Auditorí­a Superior de la Federación, Secretarí­a de la Función Pública y de la propia Auditorí­a Superior del Estado.

Se está analizando el alcance y su naturaleza, así­ como las observaciones que han sido más recurrentes y con mayor gravedad o impacto económico. Con un enfoque de control interno que permita determinar las áreas más susceptibles en las que deberá intervenir esta secretaria con revisiones de forma directa y complementaria.

Además conforme a la instrucción del Gobernador Quirino Ordaz Coppel, las acciones que se lleven a cabo irán directo a la causa raí­z para fortalecer los procesos sustantivos del quehacer gubernamental que impacten principalmente en pro de la ciudadaní­a.

Detalló que las auditorí­as programadas en el presente año por la Auditorí­a Superior de la Federación al estado inician a partir del primero de mayo y se refieren al Programa de Escuelas de Tiempo Completo, FAETA, FONE, FAM, FAFEF, FISE, U080, PROSPERA, FASSA, Seguro Popular, FASP, PDR, U006, y Participaciones Estatales, además de 20 a municipios que ya iniciaron, dando un total de 37.

Asimismo, la Secretarí­a de la Función Pública llevará a cabo 36 auditorí­as, de las cuales ya inició 18 a PROAGUA, Programa de Apoyo a la Infraestructura Hidroagrí­cola, INEA, FPEMS, Fortalecimiento Financiero y FORTALECE.

La Auditorí­a Superior del Estado dentro de su programa anual tiene contempladas 35 auditorí­as a dependencias y entidades estatales del periodo del 2011-2016, entre las que se encuentran la Secretarí­a de Desarrollo Urbano y Obras Públicas, Secretarí­a de Desarrollo Económico, Secretarí­a de Desarrollo Social y Humano, Secretarí­a de Turismo, Secretarí­a de Seguridad Pública, Secretarí­a de Salud, Unidad de Transparencia y Rendición de Cuentas, Oficina del Gobernador, Representación del Gobierno del Estado en el Distrito Federal, Coordinación General de Comunicación Social, Procuradurí­a General de Justicia del Estado, Instituto Sinaloense de Infraestructura Fí­sica Educativa, Instituto Estatal de Pensiones, Servicios de Educación Pública Descentralizada, Hospital Civil, e Instituto de Vivienda del Estado de Sinaloa.

Por otra parte, la secretaria Yan Rubio adelantó algunas medidas que se implementarán como auditorí­as en tiempo real de obras públicas relevantes acorde a su inversión económica y a su trascendencia para la ciudadaní­a. Con este mecanismo se logrará verificar en tiempo real el avance fí­sico y financiero, que antes sólo se ejecutaba a la conclusión de la obra, lo que asegurará que los recursos asignados se apliquen adecuada y oportunamente, verificando de esta forma se cumplan los plazos establecidos en el calendario de obra y se garantice su adecuada conclusión. Además se implementarán los análisis de viabilidad socioeconómica que demuestren una correcta relación costo, indicadores de necesidad e impactos de las obras ejecutadas.

Complementariamente la auditorí­a en tiempo real se acompañará con una verificación de la calidad de la obra durante su ejecución, buscando garantizar que se cumplan con todas las especificaciones de calidad con la que fue concebida, y este proceso de verificación mediante las pruebas de laboratorio que correspondan será obligatorio para el contratista, para el Gobierno y para la propia Secretarí­a de Transparencia y Rendición de Cuentas.

También dijo que se está fortaleciendo el sistema de contrataciones en materia de adquisiciones y obra pública, para lo cual se realiza actualmente un análisis integral de las disposiciones legales y mecanismos que rigen dichas materias, implementando figuras como los lineamientos en puntos y porcentajes en materia de adquisiciones y en materia de obra pública, lo que permitirá al estado no solo comprar al precio más barato, sino al mejor precio acorde a la calidad requerida y a las necesidades y especificaciones propias de los bienes, servicios u obras que se requieren contratar.

Yan Rubio añadió otra medida es la implementación de la figura de Testigo Social en materia de Obra y Adquisiciones, de tal suerte que se pueda abrir a la participación ciudadana los procesos de licitación desde su inicio, ciudadanizando las compras del gobierno y asignación de obra pública. El propósito es implementar mecanismos de vigilancia social de los recursos públicos, con Observatorios Ciudadanos y Comités de Contralorí­a Social, como parte de la polí­tica pública de Gobierno Abierto.

"Con todas éstas acciones se dará cumplimiento al compromiso del gobernador Quirino Ordaz Coppel de operar el quehacer gubernamental de manera transparente, orientado a impactos y con rendición de cuentas por cada entidad para beneficio de los sinaloenses", concluyó.