• Encabeza hoy por la mañana el acto cívico de Cobaes 24 en Culiacán.

    “El Colegio de Bachilleres es una institución muy grande que no se puede concebir más que como una gran familia. Tenemos que seguir trabajando como un gran equipo, como un grupo de personas que tiene un compromiso con lo más grande que tiene un pueblo, nuestro estado: nuestros jóvenes”, afirmó esta mañana el director general de Cobaes, Sergio Mario Arredondo Salas, durante el acto cívico efectuado en el plantel 24 “Emiliano Zapata” de esta ciudad.

Acompañado por la directora del plantel, Patricia Guadalupe Salazar Sánchez, el titular de la institución resaltó que Cobaes “ha logrado mejorar en la confianza de la sociedad. Lo hemos logrado a partir del trabajo de cada uno de ustedes, de los maestros y directivos que hoy están aquí. A partir del intendente, de la secretaria, del trabajador, hemos logrado recuperar la confianza que se mide con el crecimiento de la matrícula”.

“Son cada vez más las familias y los jóvenes que desean ser parte del Colegio de Bachilleres y eso es algo que nos enorgullece, pero que también nos compromete mucho”, recalcó.

Al dirigirse a la comunidad educativa, representada por la alumna, Claudia Morán López, y la presidenta del Asociación de Padres de Familia, la señora María Félix Garza, Sergio Mario Arredondo puntualizó que “se puede ganar la confianza, pero también se puede perder. Por eso debemos seguir trabajando todos los días por entregarle al joven, no un espacio, no una silla, sino una oportunidad real de desarrollo”.

“Los que formamos parte del magisterio sabemos de esa labor, de ese compromiso, y sabemos que una falla va en detrimento de las oportunidades de desarrollo que pueden tener los jóvenes del estado de Sinaloa”.

Ante eso, invitó a “todos los maestros, a todo el equipo directivo y administrativo de este gran plantel, a que sigamos trabajando unidos. Ahí están los escenarios, las herramientas y los elementos para entregarle a todos estos jóvenes, a los más de 34 mil jóvenes que forman parte de Colegio de Bachilleres, una oportunidad real, de una educación de calidad, pero también de valores, respeto y orden.

“No podemos enseñarle al joven esos elementos de vida si nosotros no los vivimos, si no somos parte de esa vida, a partir de criterios, de valores, de solidaridad, de apoyo, y sobre todo, de orden. Hay que formar a los jóvenes en ese sentido, darles oportunidades reales que les permitan transformar sus vidas”, tal como es “la instrucción que tenemos del gobernador, Quirino Ordaz, de trabajar todos los días para mejorar la calidad de nuestros espacios”, concluyó.