Con equipo y tecnología de última generación y personal especializado en el estudio de todo tipo de patógenos de los cultivos, Sinaloa cuenta con instalaciones adecuadas para atender las demandas de los productores en materia sanitaria y hacer frente a las demandas del mercado internacional.

Jorge Siller Cepeda, director de Inocuidad y Sanidad de la Secretaría de Agricultura y Ganadería, precisó que el laboratorio tiene la posibilidad de realizar estudios para hortalizas, cultivos frutihortícolas y granos que, en caso de señalamiento, se deban estudiar e implementar las acciones preventivas y correctivas según sea la necesidad que se deba atender.

“Podemos determinar pequeñas cantidades –señaló el especialista- la presencia de microorganismos patógenos no solamente en cantidad sino en especificidad, hablar de un microorganismo patógeno ya en género y familia, secuenciar su gen completo nos va a dar una fortaleza muy importante al estado para fortalecer nuestros programas de inocuidad”.

Siller Cepeda precisó que en las instalaciones del laboratorio, único en su tipo en el noroeste del país, también se hacen análisis químicos para detectar qué tipo de agroquímicos se utilizan en la entidad y poder extender certificados a los productores de que sus cultivos están libres de sustancias prohibidas en el mercado internacional de alimentos.

“Esto nos va a permitir actuar en conjunto para que el agricultor tenga la seguridad, el día que envía sus productos a otros países u otras fronteras de que va libre de estos residuos químicos”.

El Laboratorio Regional de Inocuidad Alimentaria, se ubica en la sindicatura de San Pedro y fue construido a instancia de los productores de la región con recursos estatales y de la federación para atender las necesidades de sanidad e inocuidad y con ello satisfacer las demandas del mercado nacional e internacional de alimentos.