**El gobernador del estado y su esposa acompañaron a la familia del presidente municipal de Salvador Alvarado y a cientos de alvaradenses que le dieron el último adiós a su alcalde. **

Como un día muy triste para Sinaloa, calificó el gobernador Quirino Ordaz Coppel el deceso del presidente municipal de Salvador Alvarado, Carlo Mario Ortiz Sánchez, a quien consideró un amigo y un extraordinario servidor público, y quien siempre fue un gestor incansable para llevar obras a su municipio.

Acompañado por su esposa, Rosy Fuentes de Ordaz, el mandatario estatal arribó a la explanada de la Presidencia Municipal, donde el Ayuntamiento de Salvador Alvarado y cientos de alvaradenses le rindieron un Homenaje Póstumo y una misa de cuerpo presente a su alcalde fallecido ayer miércoles por la tarde.

Quirino Ordaz Coppel y su esposa le dieron el pésame a la señora Pier Angely Camacho de Ortiz, esposa de Carlo Mario, así como a sus hijos y demás familiares, entre ellos la madre del alcalde alvaradense. “Hoy es un día muy triste para Sinaloa, para mi familia y en lo personal para mí. Ha fallecido un hombre bueno, gran amigo, extraordinario servidor público: Carlo Mario Ortiz Sánchez”, dijo el gobernador en un breve mensaje.

“Estamos aquí para acompañar a su familia y al pueblo de Salvador Alvarado, cuyo gobierno encabezó en los últimos años. Siempre estuvo trabajando para traer beneficios a su municipio, era un gestor incansable, nunca se daba por vencido. Ahí quedan como su legado las obras que gestionó y realizó, siempre dispuesto a sumar y a hacer equipo”, recordó el mandatario estatal.