• El gobernador del estado llamó a estos empresarios a mantener la calma y reforzar las medidas de higiene en sus establecimientos

Durante un encuentro con empresarios de la industria restaurantera de Culiacán, el gobernador Quirino Ordaz Coppel ofreció el apoyo de su administración para mitigar económicamente los efectos que padecen ante la situación actual de prevención del COVID 19, reflejada en una baja en sus ventas, y para ello anunció créditos de la Red Fosin para que puedan sobre llevar de manera más holgada esta situación temporal.

El mandatario estatal se reunió en Palacio de Gobierno con decenas de empresarios restauranteros, encabezados por su dirigente, Miguel Taniyama Ceballos, presidente de la Canirac Culiacán, ante quienes sugirió reforzar las medidas de higiene en sus restaurantes, tales como gel antibacterial, baños limpios y la suficiente existencia de jabón y toallas de papel, pues esto genera confianza en los consumidores.

“Ante todo hay que tener serenidad, calma, y eso no implica hacer menos el tema, al contrario, porque si actuamos en base a miedos, eso provocará parálisis”, advirtió el gobernador.

Ordaz Coppel precisó que Sinaloa y México no están en la misma situación que varios países en donde la pandemia del Coronavirus es ya una crisis, pues aquí se está en la fase 1, que es prevención, la cual indica que no es necesario cerrar al público los restaurantes y centros de consumo, que sería el último escenario para la contención del virus.

Reconoció que el seguimiento a las redes sociales ha generado algún grado de psicosis entre la población, y por ello recomendó hacer caso solamente de la información emanada de fuentes oficiales, especialmente de la Secretaría de Salud, dependencia que determinará las medidas a seguir en cada momento.

Explicó que una de las primeras medidas que se adoptaron fue la suspensión de clases a partir de mañana y hasta el próximo 20 de abril, lo cual fue determinado por la misma Secretaría de Salud en base a opiniones de especialistas.

“Cerrar los comercios, no estamos en esa fase, y quién determinará las fases, los especialistas, o sea, estamos en fase 1, que es prevención. Nosotros no llegaríamos a una situación, salvo que hubiese una disposición técnica muy ruda, de invitar a suspender actividades en restaurantes, eso tendría que irse en etapas, de llegar a esos supuestos, tal vez primero reducir el número de mesas en un 15, 20 por ciento, tendríamos que ir escalonando en temas del distanciamiento, pero no estamos en esa circunstancia”, recalcó.

Por ello, animó a los restauranteros a invitar a los comensales generando confianza, con los cuidados correspondientes, como los mencionados, de reforzar las medidas de higiene al interior de sus establecimientos.

“Qué nos piden a nosotros, que les ayudemos con apoyos o créditos a través de la Red Fosin, lo haremos con mucho gusto, eso tengan la confianza en que vamos a hacer lo que haya que hacer para empujarlos y que los negocios tengan para estar operando”, concluyó.

A su vez, la subsecretaria de Gestión de Fondos y Financiamiento de la Secretaría de Economía, Morayma Yaseen Campomanes, dio a conocer que el gobierno de Quirino Ordaz Coppel ya trabaja en acciones que mitiguen los impactos económicos en los diferentes sectores productivos, entre éstos desde luego, la industria restaurantera.

Explicó que este sector significa para Sinaloa 14 mil 788 establecimientos, el 11.7 por ciento del total de unidades económicas que existen en el estado, y que representan más de 40 mil empleos directos.

Por su parte, el secretario de Salud, Efrén Encinas Torres, informó que actualmente se tienen 118 casos confirmados en México, y en Sinaloa dos casos confirmados, pero por fortuna muy estables, asintomáticos, es decir, sin molestia alguna, en auto aislamiento en casa.

Señaló que se tienen instalados dos filtros sanitarios en las carreteras, uno en el norte y otro en el sur, también en las centrales de autobuses, aeropuertos y puertos marítimos.

El doctor Encinas reiteró que Sinaloa y México no están en la fase 2, sino en la fase 1 de prevención, y los casos positivos fueron mediante importación, es decir, personas que regresaron de países donde se propagó el virus. “La propagación del virus en el país, como tal, no existe todavía, y por ello las medidas que se han implementado han sido de prevención”, dijo.

En la reunión también estuvo presente el alcalde de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, quien igualmente ofreció apoyar a los restauranteros con prórrogas en el pago de impuestos, mientras se normaliza la situación.