• El mandatario estatal dijo que estas jornadas promueven una cultura por la paz

En un ambiente de fiesta, de mucho entusiasmo y diversión, el gobernador Quirino Ordaz Coppel y su esposa, Rosy Fuentes de Ordaz, participaron en la Quinta Caminata “Píntate de Valores”, convocada por la Universidad Autónoma de Sinaloa, que encabezó el rector, Juan Eulogio Guerra Liera, al frente de miles de estudiantes universitarios.

Luego de arribar a la meta, ubicada a la entrada de Ciudad Universitaria, el mandatario estatal calificó de maravillosa y extraordinaria esta caminata, porque es una gran causa, donde miles de jóvenes marcharon alegremente por una cultura de la paz.

“Estamos muy contentos de haber participado y es una gran causa, viene el Día del Estudiante, estas jornadas de paz levantan un gran entusiasmo y espontaneidad, es un gran movimiento”, dijo.

La caminata partió del edificio central de la UAS, frente a la Plazuela Rosales, y tras un recorrido de casi cuatro kilómetros por el malecón nuevo culminó en el arco de entrada de Ciudad Universitaria, donde en los campos de beisbol se celebró la recepción de los participantes, premiándose a los tres primeros lugares en las ramas varonil y femenil, evento que se convirtió en una fiesta, con la presentación de un grupo musical de rock que amenizó la llegada del contingente.

Al dirigirse a los miles de universitarios, el gobernador Quirino Ordaz Coppel dijo que se divirtió mucho en la caminata, pues como todos los jóvenes, llegó totalmente cubierto de colores, pues a cada cierta distancia los marchistas eran rociados con polvo de colores, en medio de risas y hasta carcajadas. “Esta fue una gran fiesta, con mucha alegría y convivencia”, reiteró.

Por su parte, el rector de la UAS, Juan Eulogio Guerra Liera, quien estuvo acompañado también por su esposa, Patricia Corrales de Guerra, le agradeció al gobernador del estado y a su esposa, su participación en esta caminata que se celebró de manera simultánea en las ciudades de Culiacán, Mazatlán, Los Mochis y Guamúchil, y que congregó a 30 mil universitarios y sus familias.