Tal como lo adelantó el gobernador Quirino Ordaz Coppel, el secretario de Administración y Finanzas, Carlos Ortega Carricarte anunció el Programa de Austeridad del Gobierno del Estado que consta de 20 medidas especí­ficas, el cual se formalizará a través de un decreto que entrará en vigor una vez publicado en el Periódico Oficial, el dí­a de mañana.

En conferencia de prensa, el encargado de las finanzas estatales dio a conocer que la primera de esas medidas que buscan un ahorro sustantivo para el gasto operativo del gobierno, es que se cancela la asignación de escoltas a funcionarios de mandos medios y superiores, y sólo se asignarán a aquellos servidores públicos que lo considere pertinente la Secretarí­a de Seguridad Pública.

También se cancela la asignación de chofer a los mandos medios y superiores, y sólo contará con chofer el titular del Poder Ejecutivo estatal y los titulares de las dependencias y entidades que lo justifiquen para el desempeño de sus funciones.

El secretario de Administración y Finanzas añadió que no se incrementará el costo de la nómina y los movimientos que se realicen deberán ser justificados y compensados. De igual manera, a partir de la segunda quincena de enero se iniciará la centralización de la nómina de todas las dependencias, para detectar duplicidad de funciones, generar una mayor eficiencia y economí­as en su registro y pago, efectuar el timbrado de su totalidad y entero del Impuesto sobre la Renta, el cual será retornado el estado ví­a participaciones de la Federación.

Ortega Carricarte precisó que ningún servidor público de mando podrá percibir un ingreso superior al del titular del Poder Ejecutivo del Estado y los servidores públicos no podrán tener un sueldo superior al de su jefe inmediato. Por lo anterior, añadió, se procederá a revisar las percepciones nominales actuales y en su caso, a su regularización en la segunda quincena de enero.

Otra de las medidas es que no se otorgarán a los servidores públicos de mandos medios y superiores, seguros de gastos médicos mayores y de separación individualizados. Se cancela también el otorgamiento de equipos de telefoní­a celular al personal y sólo contarán con este servicio los servidores públicos a quienes les sea indispensable para cumplir con sus funciones o que atiendan áreas de riesgo, tales como salud, seguridad pública, procuración de justicia y protección civil, estableciéndose una tarifa máxima y el excedente será cubierto por el propio servidor público.

Tampoco se adquirirán ni otorgarán vehí­culos para uso personal a mandos medios y superiores, y sólo se asignarán al titular del Poder Ejecutivo del Estado y a los titulares de las dependencias estatales.

El secretario de Administración y Finanzas dio a conocer que se procederá de manera inmediata a la identificación de aquellos vehí­culos que ya no es conveniente su uso, ya sea por sus condiciones fí­sicas y mecánicas, por costos onerosos de mantenimiento o de alto consumo de gasolina, a fin de que a más tardar el 31 de marzo sean dados de baja del padrón vehicular del gobierno.

Una de las medidas muy especí­ficas, es que los vehí­culos utilitarios que se requieran adquirir por renovación, no deberán de exceder en su costo a 250 mil pesos, precio factura, con excepción de aquéllos con caracterí­sticas especiales que sean necesarios para el ejercicio y operación de los programas de salud, seguridad pública, procuración de justicia, protección civil y supervisión de obras, los cuales por ningún motivo deberán ser vehí­culos de lujo ni de alto cilindraje.

Para tener un mayor control, a partir del mes de febrero se implementará en todas las dependencias la instalación de chip y bitácora para cada vehí­culo, a fin de controlar y reducir el consumo de combustible y transparentar su uso y comprobación.

El secretario Ortega Carricarte avizoró que se generará un ahorro de al menos 30 por ciento en el consumo de combustible y mantenimiento vehicular, derivado de la sustitución por vehí­culos austeros y con caracterí­sticas de alto rendimiento de gasolina, así­ como la instalación de chip y bitácora en cada uno.

Por otra parte, anunció que las licitaciones públicas contarán con la participación de testigos ciudadanos en todos los procesos, serán transmitidas en vivo por Internet y se publicará su avance en el portal institucional. Para el caso de las obras públicas, además se dará seguimiento ví­a Internet desde el anteproyecto, adjudicación, ejecución y hasta su conclusión.

Asimismo, a partir del primer trimestre del año se realizará la estandarización, centralización y consolidación de compras materiales, suministros y servicios de uso generalizado y de obras públicas de todas las dependencias, para garantizar la obtención de ahorros y de las mejores condiciones para el Estado. De igual manera, se realizará la adhesión a las compras consolidadas que lleve a cabo la Federación, en aquellos casos donde se estime obtener mejores condiciones, como es el caso de los medicamentos.

También, a partir de esta semana se iniciará la justipreciación de renta al 100 por ciento de los contratos de arrendamiento de inmuebles, y se efectuará un análisis que incluya entre otros aspectos, el comparativo del valor de avalúo contra el costo de las rentas, a fin de proceder a ajustar las rentas a precios de mercado.

Ortega Carricarte informó que no se autorizarán gastos de consumos de alimentación personales o familiares, y se reducirá el presupuesto destinado a viáticos, convenciones y gastos de representación, los cuales deberán estar relacionados con el trabajo del gobierno, apegarse a la normatividad y limitarse al mí­nimo indispensable.

Por lo que toca a la compra de boletos de avión, se efectuarán convenios con las diversas aerolí­neas para estandarizar las tarifas a las que deberán apegarse las dependencias.

El secretario de Administración y Finanzas añadió que a partir de la segunda quincena de enero se iniciará la implementación de procesos electrónicos de gestión de documentos y correspondencia con firma digital y correo electrónico, así­ como la instrumentación de centros de copiado, a fin de reducir al mí­nimo indispensable el consumo de papel y fotocopiado.

Por último, se estandarizará en todas las dependencias la plataforma informática para la administración de los recursos financieros, humanos y materiales que permita una mayor eficiencia en la planeación, ejecución y seguimiento en el ejercicio de las acciones y gasto de gobierno, así­ como la generación de economí­as en su desarrollo, soporte y actualización.

El secretario Ortega Carricarte invitó a los Poderes Legislativo y Judicial del Estado, así­ como los ayuntamientos y órganos autónomos, a sumarse a este esfuerzo de austeridad, para lograr de manera conjunta un uso eficiente, responsable y transparente de los recursos públicos, donde los ahorros que se obtengan se aprovechen en obras y acciones en beneficio de la población en general.