"Cobaes tiene la confianza de los jóvenes y de la sociedad. Ven en nosotros la mejor opción para cursar sus estudios de bachillerato", expresó el director general, Sergio Mario Arredondo Salas, quien agregó que el colegio está muy cerca de alcanzar la certificación del 100 por ciento de sus planteles en el Padrón de Calidad Educativa.

"Colegio de Bachilleres es el organismo en el noroeste del país que más planteles ha ingresado al Padrón de Calidad Educativa del Sistema Nacional de Educación Media Superior”, resaltó.

En cumplimiento a la instrucción del gobernador, Quirino Ordaz, “ya tenemos 115 planteles de 123 acreditados”. Los planteles que faltan, ya están en valoración por el organismo externo evaluador del Consejo para la Evaluación de la Educación del tipo Medio Superior, esperando, en un corto lapso, alcanzar el 100 por ciento de nuestros planteles certificados", apuntó.

Puntualizó que este avance no hubiese sido posible sin el esfuerzo conjunto de la institución con sus maestros, de quienes dijo la institución ha triplicado el número de maestros inmersos en los procesos de calidad continúa.

"El esfuerzo ha sido grande. Al inicio del gobierno de Quirino Ordaz, apenas un 30 por ciento de los maestros de Cobaes formaban parte de la plataforma nacional de capacitación y acreditación. Hoy, el 97 por ciento de nuestros maestros están en un proceso constante de formación en la plataforma. Hemos multiplicado por tres el número de los maestros que están en un proceso de calidad continua", manifestó el funcionario.

Ponderó el trabajo que Cobaes viene realizando con el padre de familia, ya que son muchos los escenarios que llevan a un joven a dejar sus estudios. En ese sentido, informó que el Colegio de Bachilleres está trabajando, no solamente desde el aula sino también desde el hogar, poniendo en operación en todos los planteles el programa "Escuela para padres", donde el padre de familia está presente en la formación educativa de sus hijos.

"El entorno familiar también forma a los hijos. La educación no sólo debe recaer en una institución, tiene que ser un tema social donde participen todos".

Reconoció que para 2019 la institución enfrentará retos importantes como la continuación del mejoramiento de infraestructura y de la calidad de la enseñanza para preparar mejor a nuestros jóvenes, descartando la apertura de nuevos planteles, pero sí la construcción de uno nuevo en Mazatlán, que viene a sustituir al centro educativo que dejó de funcionar en fechas anteriores.

De igual forma, Arredondo Salas reveló que para el próximo año se tiene proyectada la ejecución de un programa de construcción de aulas en aquellos planteles, donde así lo requieran por efectos de matrícula, misma que actualmente asciende a 33 mil estudiantes en los 123 planteles que se tienen en la entidad, matrícula que ha mantenido su crecimiento en los dos últimos años, finalizó.