Atestigua el secretario general de gobierno, Gonzalo Gómez Flores, junto con altos mandos militares, la destrucción de armamento y municiones

Reitera que la seguridad es el tema prioritario para el Gobierno de Sinaloa

En representación del gobernador Quirino Ordaz Coppel, el secretario general de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, encabezó junto con el general de División D.E.M. Juan Ernesto Antonio Bernal Reyes, comandante de la Tercera Región Militar, el acto de destrucción de 2 mil 199 armas de fuego decomisadas en los estado de Sinaloa y Durango.

El funcionario estatal destacó el trabajo que ha venido realizando la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Marina, la PGR y la Policía Federal, en coordinación con las diferentes corporaciones policíacas del estado y los municipios, con el compromiso ineludible de mejorar los niveles de seguridad en Sinaloa, donde reiteró que el tema prioritario es justamente la seguridad para los sinaloenses.

Estas armas destruidas dejarán de ser un peligro para la sociedad y para cientos de familias, puesto que contar con una en casa representa un riesgo latente para las familias y con consecuencias fatales, sobre todo cuando se deja al alcance de los infantes.

Durante este acto celebrado en las instalaciones de la Novena Zona Militar, se destruyeron mil 152 armas cortas, mil 47 armas largas, 2 mil 921 cargadores y 94 mil 987 cartuchos; dicho armamento fue decomisado por personal de la Sedena, de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia.

El general de División D.E.M. Juan Ernesto Antonio Bernal Reyes, comandante de la Tercera Región Militar, enfatizó que la destrucción de más de 2 mil armas de fuego es un logro interinstitucional, dado que representaban un riesgo inminente para los habitantes de los estados de Sinaloa y Durango.

Dijo, “es un riesgo que todo debemos y podemos encapsular y reducir para tranquilidad de las familias, al tiempo que se evitan que estas armas de fuego retornen a un eventual empleo ilícito con consecuencias legales, además, su destrucción contribuye a recobrar la confianza de la sociedad hacia sus instituciones”.

Reiteró el compromiso ineludible e inaplazable de la Sedena para continuar con las labores que vengan a mejorar los niveles de seguridad, en apego irrestricto a los derechos humanos y cuidando siempre el patrimonio de la sociedad.

Cabe destacar que la destrucción de este armamento se realizó a través del método de aplastamiento con maquinaria pesada, mismas que será depositada en un fosa al interior de la Novena Zona Militar y posteriormente se colocará una losa de concreto.

A este acto asistieron también el General de División D.E.M. Ernesto Alejandro Vadillo Trueba, Comandante de la Novena Zona Militar; el Capitán de Navío Cuerpo General D.E.M. Ricardo Zamora Leyva, de la Cuarta Zona Naval Militar; el delegado de la PGR en Sinaloa, Jesús Gerardo Rodríguez Prado; el alcalde de Culiacán Jesús Valdés Palazuelos y el teniente coronel Cristóbal Castañeda Camarillo, subsecretario de Seguridad Pública, entre otras personalidades.