Como parte de un mecanismo de fortalecimiento, el Sistema DIF Sinaloa presidido por Rosy Fuentes de Ordaz, llevó a cabo el Curso-taller “Representación efectiva de niños, niñas y adolescentes víctimas de ciberdelitos de explotación sexual”, impartido por profesionales de la UNAM.

En el encuentro que tuvo lugar en la sala de usos múltiples de Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, la directora general de DIF Estatal, Connie Zazueta Castro, compartió que se busca dotar del máximo de herramientas en el tema en particular al personal encargado de la protección y restitución de los derechos de niñas, niños y adolescentes, fortaleciendo así las áreas involucradas en favor de la niñez.

Con gran profesionalismo los capacitadores, Dra. Diana Mora, Abogada de la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia y Licenciada en Derecho por la UNAM y Samuel Acosta Galván, Psicólogo de la Oficina de la Defensoría de los Derechos de la Infancia, Psicólogo con Maestría y Doctorado en Psicología de la Salud por la UNAM, dotaron de herramientas a las y los asistentes.

Por su parte, la Dra. Diana Mora, mencionó que el objetivo de la capacitación es que psicólogos y abogados de las Procuradurías de Protección cuenten con los conocimientos y habilidades necesarias para atender y litigar estos casos mediante una representación diligente enfocada en los derechos humanos, el debido proceso, la no revictimización y la recuperación integral de las víctimas, a través de cinco ejes temáticos: Primer contacto con el caso; Protección a víctimas de ciberdelitos sexuales; la función del abogado de la niña, niño o adolescente; La función investigación del delito y la reparación integral.

Enfatizó que este taller surgió de un fondo a nivel mundial que administra UNICEF, el cual en México eligió a las Defensorías de los Derechos de la Infancia, donde surgió el proyecto de capacitar a las procuradurías de atención a niñas, niños y adolescentes.

La procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, Claudia Josefina Gámez Verduzco, explicó que dicho curso tuvo una duración de dos días y estuvo dirigido a un grupo multidisciplinario: trabajadores sociales, psicólogos y abogados de la Procuraduría Estatal, Casa Cuna, Centro de Asistencia Social “El Refugio” y PANNASIR.