• Gobernador anuncia que en las próximas semanas quedará listo el sistema de videovigilancia, donde se invierten 200 millones de pesos

Para reforzar la prevención del delito en Sinaloa, el gobernador Quirino Ordaz Coppel entregó un segundo paquete de 60 patrullas para la Policía Estatal Preventiva, las cuales fueron adquiridas con una inversión de 37 millones de pesos, y serán destinadas para reforzar la vigilancia de los municipios Culiacán, Navolato, Mazatlán, Guasave, Salvador Alvarado y Ahome.

En un sencillo acto, el mandatario estatal se hizo acompañar por los alcaldes Jesús Valdés Palazuelos, de Culiacán, y Rigoberto Valenzuela Medina, de Navolato, así como por el secretario de Seguridad Pública, General Genaro Robles Casillas, para juntos dar el banderazo de salida a las 60 patrullas que partieron desde el crucero de Obregón y Leyva Solano, a las diferentes zonas para incorporarse a los operativos de seguridad permanente.

En entrevista con los medios, el gobernador Quirino Ordaz Coppel dijo que suman ya 110 patrullas equipadas, adquiridas por su gobierno, ya que hace apenas seis semanas, hizo la primera entrega de 50 unidades como muestra de que su administración no escatimará recursos para enfrentar la comisión de delitos.

El área de Seguridad Pública es tan prioritaria en su agenda, que refrendó la inversión de 200 millones de pesos que se está haciendo para dotar de un sistema de videovigilancia con 500 nuevas cámaras, que quedará listo en las próximas semanas. Por otra parte, fue entrevistado respecto a la reunión que sostuvo con el presidente Enrique Peña Nieto, a raíz del homicidio del periodista y escritor Javier Valdez, donde se acordó fijar una política de Estado respecto a la protección de periodistas, lo cual permitirá que las acciones no sean aisladas o dispersas, sino que se integren bajo una coordinación a cargo del Gobierno de la República.

Dio a conocer que el siguiente paso es aterrizar este esquema de protección, para lo cual el próximo lunes fueron convocados los secretarios generales de Gobierno de cada entidad, a una reunión en la Secretaría de Gobernación, para definir a detalle la implementación de dicho protocolo.

Como parte de estas medidas, se acordó instaurar en cada estado una Fiscalía Especial de protección a periodistas, misma que deberá ser dotada de recursos para su funcionamiento.

“Fue una reacción rápida, oportuna, por los diferentes homicidios que lamentablemente se han presentado en contra de periodistas, y es importante que esto se haya convertido en una política de Estado”, dijo en este evento donde también fue acompañado por el secretario General de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores y el titular de Seguridad Pública de Culiacán, Óscar Guinto Marmolejo.